Consejos para trabajar desde casa

Tras la declaración del estado de alarma, muchas son las personas que han tenido que trabajar desde casa de manera forzosa y, en parte debido a esta situación especial, no están logrando adaptarse a esta nueva circunstancia. Algo totalmente comprensible.

Os comprendo perfectamente. En mi caso, ya he realizado teletrabajo y, aún así, el primer día fue un auténtico fracaso. Todo el día en pijama, apática, muy agobiada… Fue terminar la jornada y saber que tenía que cambiar el chip; y teniendo en cuenta que no es la primera ver que hago teletrabajo.


Respeta las rutinas

Es importante que respetes horarios, tareas y jornada de trabajo. Aunque suele ser más flexible cuando trabajas desde casa, hacerlo te ayudará a cumplir metas y a no estresarte.

Ej. Si habitualmente cocinas el día antes para llevártelo al trabajo, puedes continuar haciéndolo.

Reestructura las áreas

En función de la disponibilidad de espacio que poseas, sería interesante que cambiaras muebles de sitio y redistribuyeras habitaciones. Hay que procurar ser prácticos y adaptar la casa a tus necesidades.

Ej. Coloca en un rincón las sillas que no sueles usar o cambia de sitio la mesa donde vas a trabajar.

¡Di NO al pijama!

Nuestro subconsciente es sabio y, aunque pueda parecer una chorrada, quitarte el pijama activa nuestro cerebro, ya que este lo asocia a relax y comodidad.

¡Desconecta!

La zona de trabajo debe ser la zona de trabajo. Evita desayunar donde trabajas y durante el almuerzo cambia de aires.

¡Respira aire puro!

No todos tenemos un estupendo jardín o una impresionante terraza, pero el simple hecho de asomarte a la ventana y que te dé un poco de aire en la cara o el sol servirá para ayudarte a desconectar y reactivarte.

Jornada laboral

Respeta el horario; márcate un principio y un fin, y procura cumplirlo. De esta forma lograrás no agobiarte ni estresarte; así no corres el riesgo de pecar por no descansar nunca ni de incumplir tareas por distraerte.

¡Camina!

Sí, lo sé. Tampoco es que la mayoría tenga hectáreas y hectáreas para darse una caminata. Sin embargo, levántate de la silla cada hora u hora y media, y pasea durante cinco minutos; aunque sea del salón a la cocina.


Redacción: Annabel Navarro.

¡Recuerda! Tienes más artículos en la web relacionados con la orientación laboral. También puedes seguirme en Twitter, Facebook, Youtube e Instagram

Admin bar avatar

Annabel

Técnica en Marketing Internacional. Graduada en Trabajo Social; colegiada en el CPTS de Cádiz y colaboradora en la BlogoTSfera. Autora de ficción con más de una decena de novelas publicadas. Escritora de romántica para adultos bajo seudónimo. Blogueando desde 2011.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!