El ahorro de hoy, la especulación de mañana

La banca es ese ente que vive de la especulación, los intereses hipotecarios/préstamos y los ahorros. Por eso no es de extrañar que promuevan la teoría idealizada de la necesidad de destinar parte de nuestros ingresos a futuros imprevistos. Es decir, segmentar los ingresos en partidas bien definidas para tener nuestros gastos cubiertos, además de crear un fondo de emergencia; de esta forma podremos mantener nuestro nivel de vida durante esos meses donde no estamos trabajando o recibiendo ingresos. Suena bien, ¿verdad? ¿Y si ampliamos la imagen desde la socioeconomía? Ya no tanto.


La gran teoría: La regla 50/20/30

Para ahorrar y establecer un presupuesto familiar sostenible que nos permita sobrellevar los periodos de incertidumbre, los expertos recomiendan aplicar la regla 50/20/30. Esta teoría consiste en destinar el 50% de nuestros ingresos a gastos fijos; el 20% a ahorros; y 30% a gastos variables. Siendo los primeros aquellos gastos que hay que pagar todos los meses sí o sí, como el alquiler, la comida y los suministros; los segundos, conformarían el fondo de emergencia con la idea de cubrir en un futuro tu nivel de vida actual, si no tuvieras ingresos, durante un plazo de 3 a 6 meses; y los terceros, son los gastos que dependen de las circunstancias como ir al cine, salir a cenar o comprarte ropa.

La clave para ahorrar, según los entendidos, está en no establecer ese dinero como lo que te sobra sino como el gasto primero e inicial de tu mes. (1)


economía básicaLa gran variable: El empleo

Si reducimos esta cápsula informativa a consejo sobre economía doméstica, podemos considerarlo algo útil, de fácil entendimiento y un gran recurso para aquellas personas que les cuesta ajustarse al presupuesto familiar. El problema radica cuando ampliamos el campo de actuación y vemos la situación con perspectiva macroeconómica. Hablar de economía y ahorro es tener que hacerlo, irremediablemente, de empleo.

España es el tercer país de la OCDE (2) con la mayor tasa de desempleo

El elevado desempleo tiene como consecuencia la expansión de la pobreza, convirtiendo a España en el segundo país donde es mayor la proporción de personas en edad de trabajar que vive con bajos ingresos.

Sin embargo, muchos son los que celebran el descenso paulatino del desempleo y la constatación del crecimiento global; obviando el hecho de que esa disminución de personas sin actividad laboral va de la mano de un ingente número de trabajadores mal pagados y obligados a firmar contratos a tiempo parcial.

Esto demuestra como la estadística y la economía deben ir parejas de un análisis social que permita ver la situación desde su conjunto. Los datos son simples números que reflejan una realidad sesgada si no se acompaña de una perspectiva global.

Actualmente, la precariedad e inseguridad laboral junto a la pobreza son características definitorias de una gran cantidad de personas en edad de trabajar.


El gran negocio: la especulación

La especulación consiste en invertir dinero en operaciones financieras con el fin de obtener beneficio. Los bancos se dedican a pronosticar posibles resultados favorables destinando parte de su patrimonio a esas actividades; a veces ganan, otras pierden… pero los que mayormente pierden, somos nosotros.

El Banco de España cifra en 60.600 millones las pérdidas por el rescate a la banca

Tal como explica Reyes Pariente, ComCorp en BBVA, la principal actividad de un banco es captar dinero de los ahorradores para prestárselo a quienes lo solicitan.

Por tanto, que un banco aconseje, fomente o incentive el ahorro no es más que una estrategia de marketing en pro de sus beneficios; porque… ¿qué sucede si un usuario no tiene ahorros y se queda sin empleo? Si un usuario no tiene ahorros y se queda sin empleo, NO podrá pagar la hipoteca, el préstamo ni tendrá cash para invertir o para que el banco siga jugando con ello. ¿A nivel económico tiene sentido? Por supuesto. El problema es que a nivel socioeconómico flojea. ¿Por qué?


La gran falacia: el ahorro

Porque la economía no puede convertir ciertos aspectos en variables depreciativas. Para garantizar la estabilidad y la sostenibilidad del gran ciclo económico debemos hablar de números y valores, sí; pero también de problemas sociales que dificultan el desarrollo.

Hablar de ahorro obviando detalles como…

Sueldos bajos y temporales; alquileres muy elevados; falta de cotización que impide acceder momentáneamente a ayudas por desempleo y garantizar en un futuro una pensión digna; altas tasas de desempleo; carencia de inversión en creación de empleo y formación de reciclaje y especialización, etc.

…es absurdo, hipócrita e inútil; y  una vez más hace recaer la responsabilidad en un sector de la población que no tiene alternativas reales para garantizar un mínimo de renta básica.

¿Es posible aunar intereses económicos y sociales? A pesar de que muchos políticos se empeñan en negarlo, es posible. La visión capitalista y, en contra, la visión comunista son puntos de vista obsoletos que no se ajustan a la realidad del conjunto de la población; pero de esto hablaremos en un próximo post.


(1) Datos La Caixa

(2) OCDE - Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​. Es un organismo de cooperación internacional, compuesto por 37 estados, cuyo objetivo es coordinar sus políticas económicas y sociales.

(3) Informe 2018 de la OCDE. Situación del empleo en España.
Admin bar avatar

Annabel

Técnica en Marketing Internacional. Graduada en Trabajo Social; colegiada en el CPTS de Cádiz y colaboradora en la BlogoTSfera. Autora de ficción con más de una decena de novelas publicadas. Escritora de romántica para adultos bajo seudónimo. Blogueando desde 2011.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: