Carlota quiere ser artista

Carlota quiere ser artista (*)
Carlota saltó de la cama en cuanto los primeros rayos de sol se colaron por las rendijas de su ventana. A medida que descendía por los escalones, cambiaba el pijama por la ropa de abrigo, dejando a su paso los restos de una noche reveladora, y todo ello sin caer.
Por fin, todo había tomado forma en su mente: sabía los pasos que tenía que dar, lo que necesitaba, a quién visitar… todo estaba perfectamente configurado para el éxito. Así que recogió todos los dibujos que encontró esparcidos por la casa y los amontonó en su carretilla roja, dispuesta a salir a poner en práctica su plan; un grito desde el dormitorio de sus padres trató de recordarle que era domingo, lo que consiguió que no olvidara escalar hasta lo más alto del armario para coger la taza de café tamaño XXL de su padre.
Con un… “Me voy con la abuela” salió de su casa en dirección al final de la calle. Llamó a la primera puerta, a la segunda y así fue llamando hasta terminar encontrándose frente a la valla de madera y el manzano que su abuela había plantado.
Con una montaña de dibujos y una taza sin moneda alguna, irrumpió en casa de su abuela, quien extrañada le preguntó.

—Carlota ¿Qué haces aquí tan temprano?—La niña la miró de soslayo y respondió.

—¿Desayunamos? Esto de ser artista se ha vuelto muy complicado.

(*) Extraído del libro “El mundo de Carlota”

 El mundo de Carlota

El mundo a través de los ojos de Carlota; una niña despierta, inteligente y muy observadora que no entiende por qué los mayores se empeñan en complicarlo todo. Como cualquier niña de cinco años (y medio) tiene intereses, preocupaciones y desilusiones; porque que sea pequeña no significa que solo tenga que jugar.

Carlota tiene una mente inquieta y un gran corazón que la llevarán a meterse en más de un lío. Gracias a sus aventuras, podremos ver una perspectiva del mundo diferente.

“El mundo de Carlota” es un recopilatorio de relatos en los que se tratan temas de diversa índole desde la actual crisis y el sexismo, hasta temas tan mundanos como el primer amor o la primera mascota. En definitiva, una visión crítica del mundo tratada desde la sencillez e ingenuidad de los niños.

*Nota: Lectura recomendada para niños/as de entre 7 y 11 años. Carlota es un personaje similar a Mafalda (Quino). Una niña que se desenvuelve con la madurez de un adulto en situaciones cotidianas; pero sin connotaciones políticas. No es literatura infantil, a pesar de que la portagonista cuente con cinco años (y medio).
Disponible en Amazon

Deja un comentario