Vivienda y Empleo, privilegios del sXXI

La crisis económica y financiera que surgió en 2007 ha supuesto muchas penurias, sacrificios y dificultades para individuos, grupos y familias. Entre sus consecuencias, el derecho a una vivienda fue vulnerado por la imposición del capitalismo y el interés bancario; y la incapacidad del Gobierno de dar respuestas a una problemática que dejaba a las familias en la calle, mientras los bancos acumulaban viviendas vacías y especulaban con su valor y su venta a fondos buitres.

Ley de Vivienda PAH

Recientemente, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca registró en el Congreso una iniciativa legislativa popular para la creación de una Ley de Vivienda que garantice el derecho fundamental recogido en la Constitución. Este texto de ley pretende eliminar los desahucios, las deudas hipotecarias impagables, la pobreza energética; regularía los precios del alquiler y permitiría realojar temporalmente a familias en emergencia en pisos vacíos de la banca.

Entre sus 5 puntos están: dación en pago retroactiva; alquiler asequible y estable; stop desahucios; vivienda social y suministros básicos garantizados.

La Plataforma solicita abrir un debate sobre la problemática y estudiar la forma de aplicar una ley que se adapte a las necesidades sociales actuales; una demanda para la implicación política cuyo silencio cuesta cada 8 minutos su hogar a una familia.

 Daños sectoriales y estructurales

Ciertos sectores de la clase política festejan y se dan golpecitos en la espalda por el buen trabajo realizado; ya que consideran que estamos en un periodo de crecimiento en el que la tasa de desempleo parece descender ligeramente. La crisis se superó y todo vuelve a la normalidad; así que… ¡Alegría! ¡A lanzar papelillos! ¡Enciendan los fuegos artificiales! ¡Ole que ole! ¡Algarabia! ¿Todo solucionado? ¿Todos contentos? ¡Pues NO! ¡DEJEN DE TOMARNOS EL PELO!

La realidad es que, a consecuencia de la crisis y la incapacidad institucional, se presenta un panorama complicado, donde la estadística sobre el paro es ese número que esclaviza a los pobres, ofende a la clase media y enriquece a la clase política, quien lo usa a conveniencia. Mientras al otro lado de los datos… nos encontramos con contratos basura, sueldos pésimos y temporalidad; en el mejor de los casos. Una situación económica que no sólo dificulta el acceso a la vivienda y a una vida independiente a los jóvenes; también perpetúa la situación de precariedad de aquellas personas a las que no se les da una oportunidad por edad, falta de reciclaje o ausencia de inversión en la creación de empleo.

Privilegios del siglo XXI

La crisis no sólo ha supuesto unos años de desgaste económico y social, de perdidas de derechos y valores; también ha sido un periodo de metamorfosis hacia la involución. Hoy, encontrar empleo es una aventura de riesgo y la vivienda es un bien de lujo al que pocos pueden acceder; vivienda y empleo han pasado de ser derechos fundamentales a privilegios reservados a unos pocos afortunados.

No importa cuanto jueguen con las estadísticas, cuanto maquillen los datos, cuando mientan… la gente vive de las pensiones de los abuelos, España protagoniza las listas de pobreza infantil, se ha disparado la pobreza energética, la precariedad económica se cronifica, existe una generación perdida y los desahucios, aunque ya no protagonicen las primeras páginas de los periódicos, se siguen produciendo.


Redacción: Annabel Navarro

¡Recuerda! También puedes seguirme en Twitter, Facebook, YoutubeGoogle+ e Instagram

Un comentario sobre “Vivienda y Empleo, privilegios del sXXI

  • el 17 enero, 2018 a las 21:22
    Permalink

    En Perú las cosas son muy similares, una penaen verdad que a la larga se condicione a las clases sociales para el acceso del sueño de la casa propia

    Respuesta

Deja un comentario