Día Mundial del Autismo

La Asamblea General de las Naciones Unidas decide designar el 2 de abril Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo.

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno del neurodesarrollo que afecta de por vida a la persona en diversas áreas del desarrollo, como la interacción social, la comunicación y el comportamiento, que, en ocasiones, se ve marcado por patrones repetitivos y estereotipados.

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno del neurodesarrollo que afecta de por vida a la persona en diversas áreas del desarrollo, como la interacción social, la comunicación y el comportamiento que, en ocasiones, se ve marcado por patrones repetitivos y estereotipados.

En este 2016, Autismo Europa ha seleccionado el lema “Respeto, aceptación e inclusión” , haciendo especial hincapié en las necesidades y problemáticas reales de las personas con autismo.

Durante mucho tiempo para explicarnos qué era el autismo a los legos en el tema se nos decía “las personas autistas son personas que están en su mundo”; eso llevó a que la expresión se extendiera y, en consecuencia, tuviera lugar la exclusión social de las personas con TEA. Una cadena, de boca en boca, que convertía a los autistas en una especie de extraterrestres cuyo cuerpo estaba en la Tierra y su mente muy lejos de nosotros.

“Cuando te enteras que tu hijo/a tiene TEA es como un jarro de agua fría”, me comentaba una madre de hijo con TEA. Tienes que aceptar que tu hijo/a no va a ser como el resto de niños, no se reirá de las mismas cosas, no te abrazará ni besará… él/ella asimilará el mundo de manera diferente y deberás aprender a ser paciente, a explicarle las cosas de forma mecánica y a aceptar la situación tal y cómo es.

Los familiares de los niños TEA tienen una labor muy importante, no sólo en el cuidado de los pequeños, también en educarnos al resto en el

Respeto, aceptación e inclusión”.

Albert Einstein afirmaba que ❝ Todos somos genios, pero si le pides a un pez que trepe a un árbol pasará su vida sintiéndose estúpido❞. Si tratas a un niño con TEA como si fuera un pez fuera del agua, la angustia os acabará ahogando a ambos. Detengámonos un minuto y centrémonos en sus fortalezas y oportunidades, en todo lo que pueden aportarnos; y sobre todo, en lo mucho que pueden sorprendernos.

Redacción: Annabel Navarro.

Admin bar avatar

Annabel

Técnica en Marketing Internacional. Graduada en Trabajo Social; colegiada en el CPTS de Cádiz y colaboradora en la BlogoTSfera. Autora de ficción con más de una decena de novelas publicadas. Escritora de romántica para adultos bajo seudónimo. Blogueando desde 2011.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!