Currículum | Candidatura espontánea VS Candidatura abierta

A la hora de buscar empleo podemos hacerlo por dos vías: candidatura espontánea o candidatura abierta. La primera opción consiste en enviar tu CV a aquellas empresas de tu interés o del sector al que quieres acceder. La segunda opción es la manera tradicional; te inscribes a procesos de selección abiertos tras la publicación de una oferta por parte de la empresa.

La redacción de tu CV y la inclusión o no de algunos aspectos, varía en función del tipo de candidatura.

¡Recuerda! Debes tener varios CV en función del puesto, tus intereses y las vías de acceso al proceso de selección.

NOTA: En este tipo de artículos hay mucha controversia y opiniones dispares. Yo te ofrezco la info y MIS CONSEJOS, pero la decisión final es tuya.

Candidatura abierta

Lo primero de todo es que revises la oferta de empleo. Fíjate en los requisitos, los imprescindibles y las condiciones, en el caso de que la empresa las haya incluido.

Una vez que tienes claro qué busca la empresa, es hora de hacer balance entre lo que cumples y lo que necesitas para resaltar (NO FALSEAR) las cualidades y aspectos que posees y que la empresa va a considerar como positivos. Esto permite a la empresa conocerte y valorar si tu perfil puede adaptarse al puesto a cubrir.

En ocasiones hay candidaturas que cumplen con el perfil y son descartadas porque no han incluido la información que se solicita. MI CONSEJO: Si la empresa en la oferta dice que busca una persona con dominio de chino y licenciada en historia del arte, si tienes esos conocimientos, ¡PONLO! Resaltado y en negrita. 

En este tipo de candidatura es aconsejable que te centres en lo que se busca y lo que posees. Ejemplo: La empresa ofrece contrato de tres meses. En tu CV has puesto que quieres contrato de 6 meses o indefinido. Respuesta de la empresa: CV descartado. 

Ahora está sucediendo bastante con el tema del teletrabajo. Personas que SOLO quieren trabajar de manera remota se inscriben a ofertas en la que se especifica: TRABAJO PRESENCIAL. ¿Qué va a pasar con el CV? Pues eso. 

¿Cómo incluyo lo que QUIERO sin convertirlo en objeto de descarte?

Si quieres incluir, SÍ o SÍ, cierta información, recuerda añadir primero lo que ofrece la empresa y, luego, las opciones que te gustarían para que no te descarten. 

MI CONSEJO: No incluyas el tipo de contrato, la duración, el rango salarial o la presencialidad. LEE LA OFERTA, si esa información aparece y te inscribes estás diciéndole a la empresa: Si me llamas para contratarme, voy a aceptar. 

Si prefieres otras condiciones diferentes, PERO LAS QUE SE INDICAN LAS ACEPTARÍAS, no te descartes y espera a pasar el proceso. Plantéalo al final, como sugerencia o posible opción para que la empresa lo tenga en cuenta. 

¿Y si no cumplo los requisitos de la oferta?

En este aspecto hay disparidad de opiniones: hay quien dice que debes enviar el CV, aunque no cumplas los requisitos; quien asegura que no hace falta que los cumplas todos y quien lo ve como una posibilidad de que la empresa te tenga en cuenta, aunque no seas el perfil que se demanda.

Es muy IMPORTANTE que leas detenidamente la oferta y que conozcas la actividad de la empresa. 

Aspectos a tener en cuenta: 1) Los requisitos imprescindibles te descartan si no los cumples. 2) Los requisitos deseables son puntos positivos ante dos CV similares. 3) Tienes más posibilidades de que lean tu CV durante un proceso de selección abierto, PERO… depende de si la empresa acepta CV por una plataforma, por email o existen preguntas de descarte. Si la empresa se centra en plataforma y descarte, solo tendrá en cuenta los perfiles que cumplen con los requisitos y se inscriben por esa vía.

Candidatura espontánea

En el caso de la candidatura espontánea debes tener en cuenta varios factores. Por ejemplo, hay empresas que no leen los CVs a menos que tengan procesos abiertos. Sin embargo, la ventaja con respecto a las candidaturas abiertas es que puedes incluir detalles sobre las condiciones para que te tengan en cuenta si buscan a un perfil con tus características. Aunque mi consejo sigue siendo que no te boicotees limitando tus opciones. Otra ventaja es que puedes acceder a las ofertas ocultas, ya que las empresas suelen recurrir en primer lugar a perfiles que conocen o están disponibles en su base de datos. 

A la hora de elaborar el CV para este tipo de candidatura te servirá de ayuda investigar para conocer un poco tanto la actividad como la dinámica de la empresa. Es importante que conozcas si tu perfil encaja o si te gusta lo que hacen para centrar tus esfuerzos en sectores afines a tus intereses.

Conclusiones

El secreto esta en tener varios CV adaptados al tipo de candidatura, el sector, la oferta y lo que quieres destacar. Esto es fundamental para perfiles polivalentes, pero también para cualquier candidato porque te ayuda a ampliar tus posibilidades de éxito.


¿Te ha gustado este artículo? Si es así, puedes contribuir al mantenimiento de la web invitándome a un café. O si lo prefieres, sígueme en mi perfil de Instagram para ayudarme a crecer. Para sugerencias sobre nuevo contenido, puedes hacerlo mediante el formulario de contacto. ¡GRACIAS!

 

 

Annabel

Annabel

Técnica en Marketing Internacional. Graduada en Trabajo Social y colegiada en el CPTS de Cádiz. Autora de ficción con más de una decena de novelas publicadas. Escritora de romántica para adultos bajo seudónimo. Blogueando desde 2011.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Content is protected !!