Worldreader | La lectura como instrumento para reducir la pobreza

La alfabetización es una fuerza transformadora. Aumenta la posibilidad de  obtener ingresos; disminuye la desigualdad; mejora los ratios en salud y rompe el ciclo de la pobreza. Todo esto gracias a que permite el acceso al empleo, el desarrollo de la conciencia crítica y mejora el rendimiento económico.

Sin embargo, millones de personas en el mundo no tienen acceso a la educación.

Sin libros, sin oportunidades

Según datos de la UNESCO, existen 740 millones de analfabetos en el mundo y 250 millones de personas en edad escolar que carecen de conocimientos básicos de lectura y escritura.

Los libros son necesarios para el desarrollo de habilidades cognitivas, relacionales y laborales; pero todavía el 40% de las escuelas en África tienen pocos libros de textos (o ninguno).

La ausencia de libros en muchos países subdesarrollados es un obstáculo para la alfabetización. Sin embargo, los teléfonos móviles son cada vez más usados en estas regiones; gracias a la inversión privada extranjera, programas de la ONU y fundaciones que apuestan por difundir la tecnología a los rincones más inhóspitos


La tecnología al servicio de las personas

La UNESCO y programas como Worldreader promueven la lectura a través del móvil para difundir así la cultura en zonas donde de otra forma sería casi imposible. Woldreader cuenta con su propia app donde ofrecen cientos de títulos, libres de derechos y de diferentes materias, de manera gratuita.

Los resultados demuestran que esta forma de difusión de la lectura es más eficaz y barata; permite distribuir libros en áreas limitadas y sin acceso; y se constata que el alumnado muestra mejoras significativas en la fluidez y la comprensión.

Worldreader se convierte en una interesante herramienta de difusión de la cultura para mejorar la vida de la infancia y sus familias; además de reducir el analfabetismo, un lastre que perpetúa la pobreza y limita ciertas zonas del planeta.


La lectura como instrumento para reducir la pobreza

La lectura como herramienta de conocimiento es un arma poderosa. Genera pensamiento crítico, impulsa la creatividad y aumenta la capacidad para una resolución óptima de conflictos; habilidades fundamentales para el crecimiento socioeconómico de zonas desfavorecidas.

En países como RD. del Congo, la educación se ha convertido en la herramienta a temer por aquellos que explotan, asesinan y extorsionan por el control de las minas de Coltán; ya que el acceso a la información ha empujado a los lugareños a cuestionar el sistema, la desigualdad… y a plantear opciones alternativas para mejorar la calidad de vida de los suyos.

No es de extrañar que mafias y guerrilleros tengan en sus puntos de mira a ONGs, equipos docentes o personal eclesiástico. Gracias a la educación e iniciativas como WorldReader millones de personas tendrán acceso a oportunidades hasta ahora vetadas, rompiendo con las normas que los condenan a la pobreza crónica y generacional. En definitiva, un buen ejemplo de la tecnología al servicio de las personas, en pro del bien común.

El objeto de la educación es formar seres aptos para gobernarse a sí mismos, y no para ser gobernados por los demás.

Herbert Spencer

Redacción: Annabel Navarro

¡Recuerda! También puedes seguirme en Twitter, Facebook, Youtube e Instagram

Admin bar avatar

Annabel

Técnica en Marketing Internacional. Graduada en Trabajo Social; colegiada en el CPTS de Cádiz y colaboradora en la BlogoTSfera. Autora de ficción con más de una decena de novelas publicadas. Escritora de romántica para adultos bajo seudónimo. Blogueando desde 2011.

Deja un comentario

error: Content is protected !!