Wonder Woman, algo más que una película

¡Hola a todos/as! Espero que hayáis empezado con buen pie el año, yo vengo con muchas ganas; así que mientras el optimismo nos dure y el cuerpo lo aguante… ¡a dar guerra este 2018! Hoy os traigo algunas reflexiones sobre una película que he visto estas vacaciones y que va de algo más que de una mujer maravilla.


Wonder Woman, la película

Diana es una joven que vive en una isla apartada del resto del mundo; como toda amazona, su objetivo y fin último en la vida es combatir contra Ares y asegurar la paz y la protección de la humanidad. Su tranquila vida, dedicada a la contemplación y la instrucción, da un giro de 180º cuando Steve Trevor, un piloto estadounidense que trabaja como espía para el Reino Unido, se estrella con su avión en la costa y Diana acude en su auxilio.

La amazona no puede dar crédito a las palabras del piloto. Éste asegura que la Gran Guerra ha supuesto la implicación de 27 países y un coste de 25 millones de vidas. Lo peor es que la situación empeorará pronto si permiten que el general Ludendorff y la Doctora Veneno pongan en circulación un gas letal, el cual amenaza con boicotear la firma de un tratado de paz. Diana no tiene dudas; Ares tiene que estar detrás de todo esto y ella hará lo que tenga que hacer para detenerlo.

Wonder Woman (la película) mezcla acción, romance y fantasía. Por un lado, una película emocionante y entretenida. Por otro lado, una fotografía muy cuidada con una protagonista carismática capaz de hacer sombra a la heroicidad del coprotagonista. Y aunque considero que es una buena elección para el fin de semana, seas fan o no de los superhéroes; también tiene algunos puntos que me desagradaron como la escena a lo Pretty Woman, que se presente a los hombres como babosos que nunca han visto a una mujer o que la pelea final fuera bastante oscura y turbia.


Wonder Woman, imagen sexual

El personaje de Wonder Woman siempre ha estado rodeado de ciertas controversias. De hecho, durante décadas la Mujer Maravilla fue concebida como un icono sexual masculino.

La polémica resurgió en octubre de 2016 cuando el personaje de la Mujer Maravilla fue nombrada embajadora honoraria para el empoderamiento por Naciones Unidas; un nombramiento bastante breve. La famosa heroína de DC “dejó su cargo” en diciembre de ese mismo año después de recibir críticas de miles de personas por su imagen sexualizada.

Los responsables de marketing y publicidad de la película quisieron contrarrestar esa versión negativa, mostrando otra visión de la protagonista. Objetivo que casi hunden ciertos individuos al criticar la película por no corresponderse la imagen de la actriz Gal Gadot con las voluptuosas curvas de la Mujer Maravilla. Sí, las tetas de la actriz no eran lo bastante grandes como para satisfacer las expectativas de algunos. Pero… ¿se ha conseguido “limpiar” la imagen sexualizada de la heroína con esta película?

 


EmpowerWomen

Coincido con Pilar Aguilar, crítica de cine, en la importancia de ofrecer un contenido audiovisual feminista y de empoderamiento; debido al gran poder de visualización y concienciación del cine. Por esto, aplaudo que éste muestre mujeres capaces de tomar sus propias decisiones, obstinadas y con voz propia. Disfruto con la idea de que enseñen que las mujeres también podemos ser superheroínas; sin necesidad de ser una gatita sexy, tener una copa D o ser la secundaria.

Wonder Woman (2017) nos muestra una mujer con una gran sentido del deber, la responsabilidad; comprometida, con valores; capaz de seguir su objetivo a pesar de las negativas y las dudas de los demás; no odia a los hombres por hacer oír sus ideas; puede amar; puede ser inteligente y puede ser guapa e inteligente. Una mujer que no tiene que anular su parte sensible y humana para estar a la altura de las circunstancias.

Cuando Diana llega a Londres, sólo es considerada una mujer bonita que no debe opinar sobre “cosas de hombres”; una persona que debe ser protegida; alguien que no puede tener más conocimientos que un hombre; alguien que tiene que esforzarse en hacerse valer por el simple hecho de no orinar de pie. Un personaje que, a medida que la cinta avanza, rompe con la concepción que el machismo atribuye a las mujeres; actuaciones que todavía hoy miles de mujeres tienen que soportar a diario. Tengo curiosidad por ver como mantienen ese empoderamiento en la siguiente entrega cuando la excusa de transcurrir en otra época (la película está ambientada en 1918) no pueda ser sostenida.

En conclusión, Warner Bros nos presenta a una mujer que salva al mundo, a una mujer que dirige la película y a una mujer científica como antagonista. Considero que a rasgos generales, con las escenas tan marcadas y explícitas, y la impecable actuación de Gadot es un buen intento de potenciar el empoderamiento femenino. Un ejemplo del punto de partida, del camino por el que seguir; sin embargo, donde todavía queda mucho por hacer y muchos detalles que perfilar.

Admin bar avatar

Annabel

Técnica en Marketing Internacional. Graduada en Trabajo Social; colegiada en el CPTS de Cádiz y colaboradora en la BlogoTSfera. Autora de ficción con más de una decena de novelas publicadas. Escritora de romántica para adultos bajo seudónimo. Blogueando desde 2011.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: