Crónica | “Violencia Sexual contra la Infancia y Adolescencia”

La institución del Defensor del Menor Andaluz y Save the Children organizaron conjuntamente una Jornada sobre el Sistema de Protección Andaluz ante la Violencia Sexual contra la Infancia y Adolescencia que se celebró el día 26 de septiembre en la Ciudad de Cádiz.

A continuación, os dejo un resumen de lo que considero más destacable de las intervenciones de los ponentes.


EL CONVENIO DE LANZAROTE PARA LA PROTECCIÓN DE LA INFANCIA CONTRA LA VIOLENCIA SEXUAL

La violencia sexual es un problema social poco visible caracterizado por ser un tema tabú que inspira miedo y vergüenza. Afecta a uno de cada cinco menores. Tiene lugar en el entorno intrafamiliar o cercano a la víctima (en la mayoría de casos el agresor es un conocido del menor) y, aunque existe constancia en todos los países, NO es irremediable.

A raíz de la necesidad de protección de los menores, el Consejo de Europa estableció el Convenio de Lanzarote (2007). Un acuerdo internacional ratificado por España que protege la dignidad y derechos de los menores; un acuerdo jurídicamente vinculante que impulsa el desarrollo de un enfoque integral completado con actuaciones de seguimiento, cooperación y acción.

La aplicación del Convenio ha supuesto un aumento de la visibilización del tema; la mejoría de la legislación y las políticas de los países miembros; una gran labor de sensibilización y la creación de una plataforma permanente para garantizar la protección de la infancia y la adolescencia.

Pero, a pesar de sus logros, todavía nos encontramos ante numerosos desafíos a los que hacer frente para lograr cumplir con el compromiso de la Agenda 2030 de la ONU que persigue eliminar la violencia sexual hacia los niños/as; todavía nos queda mucho por hacer.

LA REFORMA DE LOS SISTEMAS DE PROTECCIÓN DE LA INFANCIA

Si algo marcó el 2015 fueron las numerosas reformas legislativas que se llevaron a cabo en protección a la infancia. Entre ellas, Clara Martínez (Universidad de Comillas), destacó la necesidad de certificación negativa de delitos sexuales para trabajar con menores; las definiciones de violencia y situación de desamparo; y el derecho de los menores a ser oídos y escuchados.

A su juicio, es necesario adaptar la legislación nacional a los estándares internacionales a los que el Estado se ha comprometido para garantizar la protección integral y los derechos humanos de los menores. Para ello, se hace imprescindible un texto legal que unifique la materia. Un texto que sea de aplicación común a todo el territorio nacional que establezca la prohibición explícita. De esta forma, se exigirá su cumplimiento, se creará conciencia y se garantizará la eficiencia de las actuaciones para priorizar la prevención y la formación y así reducir el número de casos.

Por otro lado, Pilar Hidalgo (Consejería de Igualdad y Políticas Sociales) nos habló del actual sistema de protección Andaluz. Desde su punto de vista, para garantizar el Bienestar Infantil se hace fundamental la promoción, prevención y detección. Debe existir una responsabilidad compartida entre institución y familia donde debe primar el interés superior del menor.

ABUSO SEXUAL INFANTIL: UN PROBLEMA SOCIAL

En esta ocasión, Vicki Bernadet nos habló desde la perspectiva de la víctima. Es fundamental le prevención y detección precoz; ya que la consecuencia de no hacerlo es crear un problema que se alarga en el tiempo provocando grandes problemas sociales y psicológicos a la víctima.

Padres y madres, y profesionales deben crear un espacio de comunicación donde no se minimice los problemas ni se juzgue; un lugar de confianza donde se permita la libertad de hablar sin consecuencias. Para ello, es imprescindible la conciencia social de la problemática para avanzar y detectar en el entorno; propiciando abordajes a medida donde cada persona es un conjunto de factores y, por tanto, debe ser considerada como única.

LA RESPUESTA DE LOS SERVICIOS DE ATENCIÓN A LA INFANCIA ANTE LOS ABUSOS SEXUALES

Por último, profesionales de distintos ámbitos nos hablaron de su labor y desafíos a la hora de afrontar abusos sexuales en menores: Educación. Servicios Sociales. Pediatría. Psicología Clínica. Tercer Sector. Fiscalía.

Desde su particular visión profesional, cada ponente puntualizó las posibles mejoras del sistema. Entre ellas: la necesidad de abordar desde la prevención; la falta de recursos económicos, humanos y materiales; la exigencia de responsabilidad por parte de las instituciones y de formación permanente por parte de los profesionales; la necesidad de reducir plazos en el proceso de juzgar al agresor y de asistir al menor; no permitir que para la víctima se más costosa la notificación que el propio abuso; y la necesidad de que un especialista determine la madurez del menor para acudir o no a juicio.


Hasta aquí mi resumen de la Jornada. Ahora toca reflexionar y convertir lo aprendido en valor añadido y en herramientas para la sensibilización en el tema.

Puedes ver aquí el Vídeo Jornada “Violencia Sexual contra la Infancia y Adolescencia”.

Deja un comentario