Cómo superar el síndrome postvacacional

Se acaba agosto, comienza septiembre y volvemos a la rutina. Madrugones, atascos, jefes estresantes… y los desánimos se contagian de unos a otros hasta hacernos sufrir el temido síndrome postvacacional; pero no desesperes, todavía queda una esperanza. A continuación te dejo 9 trucos básicos e infalibles para que la vuelta a la rutina sea de lo más placentera… Bueno, vale, placentera, placentera… no; pero sí mucho más llevadera.

*Visita la sección “Desarrollo personal”  y descubre trucos y consejos para ayudarte en tu día a día.


1.Vuelve antes de tus vacaciones

No esperes a regresas de tu destino de vacaciones justo el día antes. Tu cuerpo (y tu mente) necesitan un proceso de adaptación, así que no te prives de ello por apurar el tiempo en la playa; luego lo agradecerás.

2.Disfruta del buen tiempo

Sí, se han acabado las vacaciones y tienes que volver al trabajo; pero eso no significa que no puedas seguir disfrutando del buen ambiente. Pasea, haz planes, inventa excusas para reunirte con los amigos… ¡Recuerda! ¡Todavía queda mucho verano!

3.Busca un hobby

Uno de mis trucos favoritos. He querido ser pintora, costurera, youtuber, restauradora… Sí, me aburrí por el camino; pero mientras buscaba material, me informaba, practicaba… el estrés se alejaba de mi mente.

4.Marca en tu calendario festivos y vacaciones

Señalar los días que podrás disfrutar haciendo planes y haciendo lo que más te gusta, ayuda a focalizar nuestras energías en pensamientos positivos

5.Planea tu próxima escapada

Un fin de semana con tu pareja, salir de fiesta con tus amigos, visitar el pueblo de al lado… cualquier iniciativa es buena para romper con la rutina.

6.Piensa en positivo

Centrarte en lo negativo, sólo logrará que te sientas peor de lo que ya te sientes.

7.Disfruta del ocio local

Ve al cine, cena con amigos, anímate a acudir algún concierto… lo importante es no perder el espíritu vacacional porque ya no estemos tumbados en una tumbona o lejos del jefe.

8.Acostúmbrate a la rutina

Procura dedicar un par de días antes a habituarte a tu horario cotidiano. Si en tu trabajo tienes que madrugar, no trasnoches y pon el despertador. Si trabajas de tarde, aprovecha la mañana y no hagas planes por la tarde.

9. Practica deporte

De sobra son conocidos los beneficios del deporte en nuestra salud física, pero los beneficios mentales te harán estar al 100%

Y si después de leer todo esto sigues pensando que no hay nada como estar de vacaciones, ¡no olvides! ¡Ya queda un día menos para tus próximas vacaciones!

Deja un comentario