SIN MALOS HUMOS

amorSIN MALOS HUMOS

Atasco y Madrid, dos palabras que van de la mano; a muy pesar de los que tenemos que lanzarnos a la jungla de asfalto cada mañana, y si como hoy es lunes, la cosa se complica. Lunes, madrugar, atasco… lo único que me alegra es disfrutar de las vistas de esta ciudad que me tiene enamorada y de la que no me canso de admirar a cada paso; eso, y poder disfrutar de la calma que me produce viajar en autobús. Es mi momento de paz antes de iniciar el duro día de trabajo; me permite relajarme, observar a los pasajeros e inventar historias. Aunque esta mañana quien capta toda mi atención es un tipo con bigote, el ceño fruncido y un fuerte afán por golpear con todas sus energías el claxon de su auto y pisar el acelerador mientras todo se llena de humo, el ambiente se hace más cargado y yo me lamento por la pobre persona que tenga que sufrirlo el resto del día, porque esos humos tendrá que descargarlos con alguien… Pobre… ¡con lo tranquilo y sano que es viajar en autobús!

Annabel Navarro.

Safe Creative Datos de registro - Mozilla Firefox

Deja un comentario