“Los príncipes también destiñen” de Megan Maxwel

Los príncipes también destiñen

Género: Romántica
Páginas: 349
Autora: Megan Maxwell
Reseña: Annabel Navarro.
Sinopsis oficial: ¿Existen las segundas oportunidades en el amor?
Adéntrate en la historia de Sam y Kate, de Michael y Terry, un cuento de hadas que se convierte en una pesadilla, una pesadilla que se convierte en un cuento de hadas, dos amantes destinados a reencontrarse a pesar de las trabas que les impone la vida.
Una novela en la que los príncipes azules destiñen, pero las princesas también… ¿Te atreves a descubrirla?

Reseña

Argumento: Kate y Sam se conocen siendo estudiantes de abogacía, son el uno para el otro, pero la distancia parece estar a punto de estropear esta bonita historia de amor. Sam no está dispuesta y abandona su ciudad natal (Hawái) para iniciar una vida juntos, un cuento de hadas que se hace realidad. Terry (la hermana de Kate) y Michael (“hermano” de Sam) están enamorados, pero el miedo les ha impedido dar el paso definitivo. Los años pasan, la gente cambia y los cuentos se rompen. ¿Podrán Kate y Sam darse una segunda oportunidad? ¿Terry y Michael dejarán su orgullo a un lado para darse una oportunidad?
Estructura: Narrada en tercera persona. Transcurre entre Hawái y Nueva York.

Un personaje: Terry, quitando su agresividad y su obsesión por golpear entrepiernas masculinas, conseguía animar la trama, romper el drama de Kate, protagonizar momentos cómicos y divertidos,

Frases del libro: “La vida no es el maravilloso cuento de hadas que yo creía… porque los príncipes azules también destiñen”.

Opinión*: Es la primera novela que leo de esta autora y, aunque algunos puntos no me gustaron nada, tengo que decir que no descarto probar con otro de sus libros porque me gusta su estilo narrativo.

La esperanza, la fuerza del amor, las segundas oportunidades, la dulzura, la calma en medio del caos, dan forma a esta novela romántica con algunos toques dramáticos y otros cómicos, en la que los malentendidos y las intervenciones ajenas en el destino de los protagonistas marcan el devenir de la trama. He disfrutado mucho con los personajes de Ollie, la pequeña Sasha, la pareja e historia de Terry y Michael, y con Serena; pero tanto el inicio, las razones de Kate y Sam, y algunos mensajes que trasmite la novela como “el amor lo puede todo”, “los cuentos de hada no existen” (pero todo tiene un toque dulce que acaba siendo casi perfecto)… no conectaron conmigo (o yo con ellos).

Lo positivo- El ritmo, las historias individuales de los personajes. Te hace pensar en el amor, los errores, tus reacciones si vivieras esas situaciones… Muy cómico y divertido el reencuentro de Terry y Michael (mi pareja favorita).

Ni fú ni fá- Si las razones de que distanciaran Kate y Sam hubieran sido otras, hubiese disfrutado más el desenlace. La coletilla de Serena (la abuela): muchachote. Las clases de surf en la que Sam cuenta datos, me pareció prescindible.

Lo no tan positivo- En general, la relación Kate y Sam no ha conseguido que sintiera empatía por ninguno de los personajes; su desenlace no me gustó (no porque fuera previsible porque ese ingrediente suele ser muy típico en estas novelas, sino porque tras un trance como el que viven, me siguió pareciendo de cuento de hadas).

Disponible en Amazon

*Nota- Os dejo con una valoración de mis últimas lecturas. Mis opiniones, como tales, son totalmente subjetivas (mis gustos, mis manías) y en ningún momento con intención de desprestigiar ni herir a sus autores.

** Pertenece al reto “Lee todo lo que puedas”.

Deja un comentario