“Los besos no se gastan” de Raquel Martos

imagesLos besos no se gastan

Género: Ficción contemporánea
Páginas: 288
Autora: Raquel Martos
Reseña: Annabel Navarro.
Sinopsis oficial: Un relato de dos niñas llenas de pasión que ríen y lloran juntas, que sueñan en estéreo con un futuro que no conciben la una sin la otra.

Esta historia, que no es de princesas, comienza en aquella España setentera con dos cadenas de televisión, casi siempre en blanco y negro. Esa época en la que para vivir una aventura sólo había que bajar a la calle con el bocadillo.En aquel tiempo tan lejano y no siempre tan feliz, Lucía, con el pelo a trasquilones, y Eva, a la que le encanta comerse crudas las judías verdes, tienen siete años y están forjando una amistad inquebrantable.Más de treinta años después, Lucía es una implacable directora de recursos humanos que no sabe enamorarse. Eva, al borde de los cuarenta, es una actriz retirada que está hechizada por su hija Lola y atrapada en un matrimonio roto.Lucía no puede imaginar que Eva le va a pedir el favor más importante de su vida.

Reseña

Argumento: Lucía y Eva son las mejores amigas hasta que un día, una fuerte discusión las separa. Años después se reencuentran justo cuando más se necesitan. Eva va a divorciarse y siente que su vida es un fracaso. Lucía acaba de ser plantada por su novio y vive asqueada de su monótona existencia. ¿Podrá la amistad superar los golpes del pasado?

Estructura: Transcurre en Madrid; narrada en primera persona.

Un personaje: Lucía y Eva son un tandem; su amistad es la clave de toda la novela. Un llamado a la amistad y a la búsqueda de sentirnos completos.

Frases del libro: Cualquier gesto cotidiano gana muchísimo con música de fondo; todos deberíamos llevar una banda sonora incorporada a nuestras vidas, seríamos mucho más interesantes.

Opinión*: Conjunto de relatos concatenados que pretenden dar sentido a los “por qué” de las protagonistas, intercalados con las vivencias del presente, para mostrarnos una historia que se lee con fluidez, que en ocasiones es divertida, otras exasperante, pero en conjunto muy tierna y cuyo mensaje principal es que la verdadera amistad perdura en el tiempo y lo puede todo. En general, es una novela que me ha gustado (sobre todo los capítulos en los que las niñas se conocen y el presente de Eva y Lucía), he llorado, me he emocianado, he disfrutado con las protagonistas… pero si tengo que poner una pega, me sobraron algunos relatos de la infancia (quizás porque el presente de ambas me tenía completamente enganchada y estaba ansiosa por saber la razón de su distanciamiento). Por lo demás, os la recomiendo porque me ha sorprendido gratamente.

Lo positivo- Mezcla pasado y presente, lo que nos permite conocer cómo eran y por qué son como son. Historia tierna y divertida; muy triste cuando habla de la madre fallecida, cuando la echa de menos y el desenlace… es de agarrarse a los klennex y no soltarlos, a mí me tocó el corazón.

Ni fú ni fá- Me confunde que mezcla a Eva y Lucía; quizás si matizara un poco más los diálogos sería más fácil seguir el ritmo de la conversación.

Lo no tan positivo- Algo pesado las “batallitas” de la infancia; estaba tan inmersa en la historia presente, tan enganchada… que llegó un momento que “viajar” al pasado se me hizo prescindible.

Disponible en Amazon

*Nota- Os dejo con una valoración de mis últimas lecturas. Mis opiniones, como tales, son totalmente subjetivas (mis gustos, mis manías) y en ningún momento con intención de desprestigiar ni herir a sus autores.

Deja un comentario