La leyenda del haz de plata #microrrelato #micromagia

sweek-microrrelatoInspiró el aroma a sal y arena blanca que tanto bien le hacía, observando como las olas rompían contra la roca en la que se había sentado a esperar. Según le habían contado en el pueblo, desde hacía más de cuarenta lustros, ese mismo día, pasada la medianoche, la luna pintaba un haz de plata sobre las olas y Poseidón se reconciliaba con el mundo decidido a conceder un deseo a aquel que fuera capaz de responder a una sencilla pregunta. “¿Cuál?”, preguntó Grace ansiosa; pero nadie supo responder. Pocos eran los afortunados que habían logrado ver a la deidad y escasos los que habían sobrevivido para compartirlo. “Es sólo una leyenda”, la consoló el tabernero conmovido por su decepción. Ella pagó la cuenta y se alejó dispuesta a tentar a su destino.

Ni médicos, ni curanderos ni curas le habían dado una respuesta satisfactoria. Se moría, y el tiempo corría deprisa dispuesto a no darle tregua. Un haz de plata ondeó sobre el agua cristalina, robándole un grito de alegría. Quizás, con un poco de suerte y algo de persuasión -pensó guardando una daga bajo su camisa- Poseidón destilara su magia para ella.

Microrrelato para el concurso SWEEK – Palabra de la semana “Magia”

Si te ha gustado, vota por este microrrelato aquí

 

Deja un comentario