La Inteligencia Interpersonal en el Trabajo Social

La Inteligencia Interpersonal o empatía es la habilidad de sentir lo que un individuo diferente puede percibir, sin realizar ningún tipo de valoración. Vulgarmente solemos decir que la empatía es la capacidad de ponernos en el lugar del otro; una afirmación que desata el debate entre los teóricos. Un concepto que a veces mezclamos o puede quedar difusa su explicación con la Inteligencia Emocional dada su íntima relación.

Hace unas semanas hablaba sobre Inteligencia Emocional, a mi juicio la empatía está muy relacionada con el control de las emociones; y aunque hice bastante mención a la empatía, pues considero que es esa capacidad la que desata mis emociones y me impiden controlarlas, puede que cayera en el error de no diferenciar correctamente un concepto de otro.


La Inteligencia Interpersonal en el Trabajo Social

Howard Gardner, famoso psicólogo conocido por desarrollar la teoría de las inteligencias múltiples, estableció que…

La Inteligencia Interpersonal es la capacidad para reconocer y responder a los sentimientos y personalidades de los otros

Como trabajadores/as sociales es importante que explotemos esa habilidad y la desarrollemos, no sólo como herramienta de cortesía o acogida cuando la persona usuaria se planta frente a nosotros en busca de ayuda, también como instrumento que nos facilite nuestra labor. Si respondemos a los sentimientos de la persona con concordancia, el usuario/a se mostrará más participativo, más relajado y menos hostil.

Imaginad por un momento que una mujer víctima de violencia de género, se sienta frente a nosotros y comienza a relatar su situación; ha reunido todo el valor que ha podido para dar el paso después de meses (incluso años) de golpes e insultos. Comienza su relato y nosotros respondemos con risas mientras ella llora, con burlas mientras ella comparte ciertas situaciones o con reproches cuando afirma haber vivido esa situación durante bastante tiempo. De locos, ¿verdad?

Un ejemplo extremo que muestra la evidencia y necesidad de ser coherentes con las emociones y sentimientos de los demás; pero… ¿se puede aprender a ser empático?


Cómo desarrollar la empatía

La Inteligencia interpersonal puede aprenderse y desarrollarse para ello es necesario practicar y ser conscientes de su valor. A continuación, dejo algunos trucos que considero interesantes y efectivos.

Truco 1 – El juego de las diferencias

La comunicación va más allá de lo que se dice; pero a veces si somos los agentes activos en una comunicación nos podemos perder detalles muy reveladores. ¿Mi consejo? La próxima vez que te reunas con tu grupo de amigos o familia, tienes una misión. Mantente en un segundo plano y observa lo que dicen, con sus gestos y movimientos. Te darás cuenta de muchas cosas que de otra manera escaparían a tu ojo.

Truco 2 – Frente a la pantalla

Cuando alguien te cuente algo, procura no interrumpir. Escucha atentamente igual que si estuvieras viendo un programa de televisión en el cual no puedes intervenir.

Truco 3 – Parafrasear

Practica a parafrasear para asentar o aclarar información, y para hacer sentir al otro/a que estás prestando atención y mostrando interés por sus palabras.


Redacción: Annabel Navarro

¡Recuerda! También puedes seguirme en Twitter, Facebook, YoutubeGoogle+ e Instagram

Deja un comentario