Jessica Galera, la autora de DIOSES DE ANTARA

Mi nombre es Jessica Galera Andreu. Nacida en Cardona (Barcelona) un 16 de marzo de 1982. Apasionada de la literatura, especialmente del género fantástico, en el que me introducí ya desde bien jovencita con La Historia Interminabe, de Michael Ende. Aunque nunca me había propuesto escribir una novela, me aventuré a ello con ‘La Última Alianza’, que actualmente está dividida en dos: La Profecía y El Último Rey. Tras esas, Egnaron: la leyenda de la montaña, Dioses de Antara, Saga Divano, TRilogía La Cruz de Argana, Saga Hijos de la Nada y lo que está por llegar. No concibo la vida sin libros, sin leerlos y sin escribirlos.

Puedes seguirme en Twitter


Sobre la novela

Género: Fantástico-Romántico

Un personaje…  Nuyben. Tiene un presencia muy limitada en la novela pero su papel es, a la postre, la base de todo, algo que el lector entenderá una vez concluida la lectura. Nuyben es un niño de cuatro años, príncipe de Evestya y heredero al trono en el futuro, aunque su gran relevancia no tiene, precisamente, que ver con eso.

Una frase de la novela… “Todo el mundo tiene derecho a caerse pero no debes hacer del suelo un destino definitivo porque la gente camina sobre él y si tú estás ahí, te pisan”.

Una curiosidad, detalle o anécdota sobre la novela… Es, probablemente, la novela más rápida que he escrito. Es decir, suele pasarme que a medida que avanzo, hago, deshago, leo, reescribo, elimino, añado… Con Dioses de Antara todo fluyó de manera natural, sin retocar, sin reescribir. Como si cada hecho y cada escena estuvieran perfectamente claros, siguiendo el dictado de los personajes.

Un objeto/lugar especial que aparezca en la novela: No es un objeto ni tampoco un lugar; pero la lluvia tiene un peso específico en algunas de las vivencias acontecidas. Un elemento clave en el futuro de la historia, de hecho.

Una palabra para resumir la novela: magia.

Convence a los lectores para que compren la novela con 20 palabras: Dioses de Antara te llevará a través de un mágico viaje en un mundo de fantasía persiguiendo un amor desconocido.


Sobre la autora

Una palabra para definirte: Empática

Un libro que no has terminado de leer: Los Seis Signos de la Luz

Un autor que siempre recomiendas: Laura Gallego

Lo que tienes ahora mismo a tu izquierda: un cojín

Libro que estás leyendo actualmente: Los Espejos de Whitney Rose de Maria M.R

La primera palabra que te venga a la cabeza: sultán (no me preguntes por qué porque no tengo ni idea… aajjajajajjajaj)


Dioses de Antara

Después del accidente y tras varios meses en coma, Antara despierta incapaz de ver nada. Todo su mundo se desmorona: Óscar no ha ido a verla ni un solo día; sus “amigas” se alejan de ella y su sueño de ser escritora se convierte en una utopía. Lo único que se mantiene ahí es aquella pequeña librería entre cuyas paredes Antara encuentra la protección que necesita. Mina, su propietaria, una anciana amargada y sumida en mil vicios reprobables, trata de ayudarla en todo cuanto puede pero ella siente que se hunde en los lodazales de un mundo que era sólo apariencia y cuya solidez se ha resquebrajado ante la primera prueba de fuego.  

Sin embargo todo da un vuelco radical cuando conoce a un muchacho con el que mantiene, apenas dos encuentros, cinco horas; suficientes para cambiar su mundo y devolverle una efímera felicidad que amenaza con esfumarse de nuevo cuando él se marcha repentinamente con una promesa vacía en los labios.

Antara vuelve a buscar refugio en los libros y es entonces cuando Mina le habla de uno en especial: el Libro de los Vínculos; un extraño volumen con las páginas en blanco que necesita algo muy distinto a la tinta para ser escrito; un libro que, además, no puede ser completado por un único autor. Lo que sus páginas claman por gritar es lo mismo que se esconde en el corazón de Antara; una historia, la suya, que la llevará a un lugar mágico donde su presencia no pasará, precisamente inadvertida. La meta: salvar aquel mundo; salvarse a sí misma. Su mejor arma: el amor.

Disponible en Amazon

Deja un comentario