Gestación subrogada: ¿mercantilización o recurso?

La gestación subrogada es un tipo de reproducción asistida que consiste en ceder la gestación del embrión resultante de una inseminación artificial o de una fecundación “in Vitro” a una mujer independiente de la pareja que legalmente asumirá la tutela del bebé una vez nacido. Los gametos pueden tener diferentes procedencias según sean los casos: de uno de los progenitores, de los dos o de una donación.


A favor de la gestación subrogada

En los últimos tiempos, se ha hablado, debatido y cuestionado el tema de la gestación subrogada. Los que están a favor argumentan que en Estados Unidos es una realidad consolidada que cuenta con una ley al respecto, entre otras cosas.

Las mujeres lo hacen voluntariamente.

La gestante no cobra por ello.

Quien quiera hacerlo, lo hará aunque tenga que ir a otro país.

Contra la mercantilización defienden que “se lleva años vendiendo óvulos y espermas sin crear alarma social por ello”.

La prohibición condena al que no puede costearlo y no elimina el problema.

Si otros procedimientos no son viables y la adopción es una alternativa que no les resulta factible, poder hacer uso de la G.S debería ser posible en España para evitar el elevado coste, la discriminación por recursos y los riesgos de realizarlo en otro país.


En contra de la gestación subrogada

Los que están en contra alegan que se mercantiliza el cuerpo de la mujer, ya que quienes se prestan a ser “vientre de alquiler” son, mayoritariamente, mujeres con bajos recursos o necesidades económicas que recurren a esta opción movidas por la gratificación monetaria; la mujer se convierte en un objeto a cambio de dinero, tal como se hace en la prostitución. La dignidad de la mujer se vulnera a reducirla a una simple incumbadora. Además, acusan a las personas que se deciden por esta vía, de ser egoístas por anteponer sus deseos, por comprar una vida o por no elegir la adopción.


Los hechos sobre la mesa

Cada grupo posicionado presenta una serie de alegatos en función de sus propios intereses. Desde una visión objetiva y neutra, debemos tener en cuenta lo siguiente.

En EEUU no hay una ley de gestación subrogada como tal; y existen particularidades.

Existe un vacío legal internacional.

La voluntariedad puede ir acompañada de condicionantes; no es lo mismo hacerlo porque se quiere, que porque se necesita o reporta beneficio.

Las agencias de maternidad subrogada ofrecen a las madres gestantes unos ingresos entre 30.000 y 65.000 dólares por embarazo; a cuenta de los trastornos que les puedan ocasionar la gestación y el parto.

El elevado coste del procedimiento discrimina y condiciona a quienes quieren ser padres, pero no pueden permitírselo; teniendo que recurrir en multitud de ocasiones a hipotecarse o iniciar campañas de crowdfunding.

En función del país, pueden surgir trabas legales, problemas con la gestante o con la entidad privada organizadora.

Existe una industria entorno a la gestación subrogada.

El perfil de la mujer gestante es muy diverso; pero debe cumplir con una serie de requisitos: tener entre 20-35 años; no tener antecedentes penales; situación económica y familiar estable; y buen estado de salud y psicológico. Los requisitos dependen del país donde se realice por lo que no siempre se cumplen.

La adopción es un procedimiento que se eterniza en el tiempo y en el que no se puede elegir la tenencia de un bebé o recién nacido. A pesar de las campañas de información, existe todavía mucho recelo al respecto.


El caso de Estados Unidos

En Estados Unidos realmente no hay una ley de gestación subrogada, son los jueces y tribunales quienes interpretan la situación de acuerdo a “The Uniform Parentage Act”. De hecho, esta práctica de fertilidad depende de cada estado; en algunos es una práctica prohibida, en otros hay restricciones y en ciertos lugares se permite abiertamente.

California se ha convertido en unos de los lugares más solicitados para realizar la G.S ya que es uno de los estados más permisivos y con mayores garantías legales. Entre sus normas está la imposibilidad de que la madre gestante recule de su compromiso o la tranquilidad para los padres de permitir el reconocimiento de su paternidad antes del nacimiento del bebé.

La gestación subrogada no es un tratamiento de reproducción asistida accesible y económico. El coste total varía del país en el que se lleve a cabo y de los requisitos particulares de los intervinientes; su precio oscila entre los 26.000 € y los 240.000 €


El caso de España

En nuestro país la gestación subrogada no está permitida tal y como recoge el artículo 10 de la Ley 14/2006, de 26 de mayo, sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida que establece que el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o tercero es nulo de pleno derecho.

Lo que sí se permite es la inscripción en el Registro Civil de los hijos concebidos mediante esta técnica, siempre que en el país en el que se llevara a cabo fuera legal. Un procedimiento similar al que se realiza con el matrimonio poligámico; prohibido en España, pero registrable.

Una ley de gestación subrogada

Las leyes nacen para dar respuestas a problemáticas sociales. Actualmente, la gestación subrogada es un tema que despierta controversia; pero lo indiscutible es que se trata de una cuestión que, tarde o temprano, requerirá una base normativa que delimite y proteja. Todo dependerá de la voluntad política y social para garantizar que no se vulneren derechos humanos, al tiempo que se da soluciones al clamor popular.


Fuentes: El País | Asociación para la Gestación Subrogada en España| Babygest.es | BabyBloomSpain |
(*) Los argumentos a favor y en contra son sacados de opiniones vertidas en redes sociales.
Admin bar avatar

Annabel

Técnica en Marketing Internacional. Graduada en Trabajo Social; colegiada en el CPTS de Cádiz y colaboradora en la BlogoTSfera. Autora de ficción con más de una decena de novelas publicadas. Escritora de romántica para adultos bajo seudónimo. Blogueando desde 2011.

Deja un comentario

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: