Emprender en Trabajo Social es posible | Jornada formativa

Jornada sobre “emprender” organizada por el Colegio de TS de Cádiz

La jornada tuvo lugar en el auditorio del Parque Metropolitano de Los Toruños (El Puerto de Santa María-Cádiz). Emprendedores, técnicos y profesionales del sector nos reunimos para tratar el tema “emprender”.

Breve crónica del evento – Sesión de mañana*

En primer lugar, Pilar Tubío, presidenta del CPTS de Cádiz, inauguró la jornada. Recordó la importancia de la formación continua, la necesidad de ampliar nuestro abanico de oportunidades laborales y el valor de enriquecernos a nivel personal y profesional.

Emprendedores, técnicos y profesionales participantes en la Jornada sobre emprender
Fotografía: Calvo & Cuadrado – Gabinete de Peritaje y Trabajo Social

Después de presentar el programa del día, Tania Lara Alonso -Directora Provincial de FAECTA (Federación Andaluza de Empresas Cooperativas Trabajo Asociado)- nos informó sobre Economía Social y las Sociedades Cooperativas de Interés Social, forma jurídica adecuada a nuestro sector profesional. Posteriormente, le cedió la palabra a Cayetano Súnico Riaño, quien nos habló sobre las ventajas y posibilidades de asesoramiento que los emprendedores tienen desde los Centros de Apoyo al Desarrollo Empresarial, pertenecientes al programa Andalucía Emprende.

Luego fue el turno de escuchar las experiencias profesionales de emprendimiento en Trabajo Social, donde intervinieron:

Por último, y para cerrar la sesión de la mañana, Ana Isabel Arias Moreno -técnica de autoempleo en Asociación EQUA- nos explicó las posibilidades de asesoramiento, acompañamiento y orientación gratuitas para aquellas personas interesadas en optar por el autoempleo como salida laboral.

¿Emprender en Trabajo Social es posible? | Opinión personal

Tal como muestran con su experiencia Silvia, Sebastián, Elena, Julia y Martina, emprender es posible; pero… no es fácil ni sencillo, ni mucho menos tenemos -como colectivo- un largo bagaje en ello que nos permita caminar sobre seguro. Por eso, debemos ser conscientes de nuestras fortalezas y debilidades, formarnos, desarrollar nuestra idea de negocio con ayuda de los expertos y cargarnos de ganas y paciencia. Nos encontramos ante un enorme lienzo en blanco donde, respetando nuestro Código Deontológico, podemos ser lo que queramos ser; más si cabe cuando las tasas de desempleo aumentan en nuestro sector.

Emprender se convierte en una interesante alternativa a las oportunidades laborales tradicionales para poder vivir del Trabajo Social; una opción complicada a la que muchos profesionales debemos recurrir -por pasión y obligación- si queremos vivir de lo que nos gusta: ponernos al servicio de los demás para lograr una mejora en la calidad de vida de las personas y las comunidades en las que se integran.

Actualmente, se presentan oportunidades en el peritaje y la mediación; pero, desde mi punto de vista, hay varios nichos de mercados por explotar si tenemos la creatividad, la predisposición, el saberhacer que nos caracteriza y ponemos a nuestro servicio las herramientas del siglo XXI. Sólo el tiempo dirá qué camino toma la profesión y a qué nuevos desafíos tendremos que enfrentarnos; pero, como hicieron otros compañeros y compañeras en el pasado, estoy segura que sabremos reponernos y adaptarnos como agentes del cambio que somos.

*Por motivos personales, me fue imposible acudir a la sesión de tarde, en la cual se realizó una dinámica de grupo para debatir sobre el Trabajo Social y las posibles necesidades formativas para futuras ofertas desde el colegio.

**Tienes más información sobre el ejercicio libre de la profesión en la nueva edición de la Revista TSDifusión

Deja un comentario