Día Internacional de la Niña | Querida Emma

Querida Emma:

Quiero que sepas que, aunque lleves poco tiempo en este mundo, ya has conseguido conquistar nuestros corazones. Mirarte es ver personificada la magia de la vida, la inocencia y la fragilidad del ser humano. Acaba de comenzar tu historia y las páginas se irán completando a medida que el tiempo y las decisiones se acumulen en tus, hoy pequeños, hombros. Una gran aventura que no estará libre de dificultades, pero sí llena de cariño y apoyo. Por eso, quiero que tengas presente que hay cinco cosas que jamás debes olvidar.


Eres tan grande como el hombre más pequeño

No eres superior ni inferior a ningún otro ser por el simple hecho de ser niña. Serás tan grande como las consecuencias positivas de tus acciones sean.

Pelea como una niña

No dejes que nadie te considere débil por ser mujer. Nuestro sexo no define nuestro valor, nuestra fuerza o nuestra determinación.

Sueña como una niña

Puedes ser lo que quieras ser. No hay tareas, trabajos u objetivos que no puedas desempeñar o alcanzar por ser mujer. No hay cosas de chicos o de chicas; como no hay sentimientos, emociones o aspiraciones.

Sé libre como cualquier hombre

La libertad de decidir sobre tu futuro, la libertad de tomar tus propias decisiciones, la libertad de desarrollarte para ser la persona que quieras ser… no debe estar concidionada a si orinas sentado o de pie.

Ama por encima de todo

El sexo no define a las personas. Sé persona, respeta a las personas, cuida de las personas. No juzgues a los hombres por serlo, no les exijas ser lo que no son… La vida es un juego en equipo, no una lucha de poder ni de imposición. Pero, sobre todo, ten siempre presente que de nosotras y nosotros depende que un mundo más igualitario sea posible.


Bienvenida Emma a la gran aventura de tu vida. Te quiere, la tieta.

Deja un comentario