Orientación Laboral | Errores a evitar en un currículum

En todo proceso de selección, el currículum es el primer contacto con la empresa; además de ser el principal factor determinante de descarte.


Foto de perfil

Con independencia del puesto al que quieras acceder, procura que tu fotografía sea un primer plano, que el fondo sea blanco o de colores suaves; y evita poses y ángulos inadecuados. La foto de un currículum debe ofrecer una imagen amigable y fácilmente reconocible.

¡Recuerda! Para ser creativo o vender tu aspecto como valor añadido existe otro tipo de herramientas como el book o el portfolio; y problamente debas adjuntarlo al currículum en aquellas empresas del sector asociado.

Datos personales

No es necesario que incluyas datos como el DNI o el número de la seguridad social; como tampoco debes añadir tu número de cuenta bancaria.

Con la reciente ley de protección de datos se consolida el hecho de que no es necesario añadir tu dirección completa; con que pongas la localidad, la provincia y el país en el caso de CV Internacional es más que suficiente.

Si quieres compartir tus redes sociales, piensa primero si el contenido puede condicionar a la empresa que quiere contratarte, o darle una impresión equivocada de ti. Comparte solo las redes profesionales, tales como LinkedIn. Y solo opta por mencionar tu web o blog si son de carácter profesional.

Si no es relevante porque la oferta no esté destina para personas que posean certificado de discapacidad, NO lo pongas; sobre todo si no lo tienes.

Formación y experiencia

Como se menciona en el taller de búsqueda de empleo, si careces de formación evita poner frases del tipo “carezco de formación“; incluso es recomendable eliminar este apartado.

No añadas formación que se sobreentienda. Es decir, si tienes formación superior no es necesario que incluyas los estudios primarios o secundarios; ya que se da por hecho que los posees. Hacerlo puede dar la impresión de que tratas de engordar el currículum.

Tal como sucede con el apartado anterior, evita poner frases del tipo “carezco de experiencia“; incluso es recomendable eliminar este apartado. Si quieres hablar de experiencia que has obtenido, pero no puedes justificar (sin contrato) puedes incluirla en el apartado “perfil u objetivo profesional” o en “otros datos de interés”.

Procura ordenar por fechas descendentes; es decir, que lo primero que vea la persona que va a evaluarte sea lo último que has hecho.

NOTA. Los apartados básicos de un currículum: datos personales; perfil u objetivo profesional; experiencia; formación académica; formación complementaria y otros datos de interés.

A la hora de poner el nivel de dominio de un idioma, aplicación, tecnología… procura ser lo más realista posible, ya que puede que te hagan una prueba de nivel.

Otros datos de interés

En esta sección se trata de añadir información relevante que no tiene cabida en otros puntos.

Salario, jornada y contrato

Es una jugada arriesgada poner el salario, jornada laboral y tipo de contrato de preferencia sin conocer las pretensiones de la oferta; ya que si no están acordes con las perspectivas de la misma, pueden descartarnos sin oportunidad de conocernos en persona.

A no ser que tengas muy claro lo que buscas y lo que aceptarías, es mejor no ponerlo y esperar a la entrevista. Hay empresas que no dan esta información hasta que no estás entre los últimos elegidos, pero si puedes investigarlo te servirá para ahorrar tiempo y buscar otra empresa en la que presentar la candidatura. Es mejor poner salario a negociar, jornada indiferente y obviar el tipo de contrato; y ya decidir si te interesa trabajar allí cuando te elijan. Otro caso muy distinto es que te pregunten directamente tu rango salarial en la entrevista; lo mejor es ser sincero y directo para que la empresa pueda conocer tus pretensiones.

Vehículo propio

Si careces de vehículo propio, pero tu madre, padre, pareja… te va a dejar su coche para poder desplazarte, no pongas “no tengo vehículo propio”. A la empresa le da igual de quién es el coche, lo que quiere saber es si vas a tener problemas para llegar a tu puesto de trabajo. Por ejemplo, si la empresa está en una zona rural, sin transporte público en el área, deberás valorarlo; porque la empresa te va a descartar si no tienes medio de transporte.

Estilo y redacción

Evita las faltas de ortografía. Si tienes poco contenido, para evitar los espacios en blanco, puedes recurrir a estructurarlo como en este ejemplo.

El currículum debe estar adaptado a la oferta de empleo y actualizado. Esto permite eliminar contenido no relevante y que la persona que te evalúa pueda centrarse en lo importante y no desechar tu CV por considerarlo no acorde con el perfil.

IMPORTANTE. Si la oferta es a través de una plataforma de búsqueda de empleo, tómate el tiempo de cumplimentar cada apartado antes de inscribirte en una oferta. Si tu CV no tiene información, van a descartarte porque no pueden conocerte y, además, da la imprensión de carecer de interés.

La tipografía y el espaciado debe permitir que el texto sea legible.

El currículum es un resumen; por lo que evita extenderte en tus explicaciones o en su contenido. La extensión adecuada es de dos páginas.


Redacción: Annabel Navarro

¡Recuerda! También puedes seguirme en Twitter, Facebook, YoutubeGoogle+ e Instagram


*Todos los errores mencionados son extraídos de currículums reales.
Admin bar avatar

Annabel

Técnica en Marketing Internacional. Graduada en Trabajo Social; colegiada en el CPTS de Cádiz y colaboradora en la BlogoTSfera. Autora de ficción con más de una decena de novelas publicadas. Escritora de romántica para adultos bajo seudónimo. Blogueando desde 2011.

Deja un comentario

error: Content is protected !!