Carta de presentación vs Carta de motivación

En ocasiones, hay ofertas de empleo que requieren que adjuntes tu carta de presentación o motivación. Aunque pueden parecer similares, tanto en su composición como en su objetivo, lo cierto es que tienen cieras peculiaridades.

Carta de presentación

Las cartas de presentación se demandan para completar el currículum. La empresa no busca que repitas la información que puede extraer de tu perfil; con ella quiere ver cómo te expresas, cuáles son tus puntos fuertes, cómo y por qué has contactado con la entidad, qué te hace relevante para el puesto y personas que pueden referenciarte.

La carta de presentación permite valorar la candidatura desde una visión diferente; ya que es el anticipo de lo que está por venir.

En el caso de que no la adjuntes de manera espontánea y en la propia oferta de empleo se especifique que es imprescindible contar con una, lo más aconsejable es que agregues los nombres, cargos y empresas de personas que puedan dar referencias sobre ti.

(*) Tienes información sobre la estructura en el taller “Búsqueda de empleo: elementos básicos y redes sociales” o en mi canal de YouTube.

Carta de motivación

Tal y como sucede con la carta de presentación, no se trata de copiar y pegar la información de tu currículum. Además, en este tipo de carta lo que se busca no es solo completarlo; con ella se pretende que muestres que compartes los valores de la empresa o entidad en la que quieres trabajar.

Paso 1. Visita la web de la empresa

Visita la web de la empresa, lee artículos o ve reportajes sobre la misma que te permitan descubrir (si es que no lo sabes ya) cuáles son los valores que defiende y los objetivos que busca alcanzar.

Paso 2. Repasa la oferta

Si la oferta no deja constancia de qué empresa está buscando personal, revísala para extraer información. Céntrate en qué tipo de profesional demandan, qué sector, qué puesto y ubicación; así obtendrás una base en la que apoyarte.

Paso 3. Por qué quieres trabajar ahí y no en ningún otro sitio

En mi opinión, esta es una de las preguntas que más detestan los candidatos. ¿Por qué aquí y no en otro sitio? Es oírla y que la gente comience a titubear.

La primera respuesta que suele venir a la cabeza es… porque quiero trabajar y ganar dinero. Aunque eso es más que evidente, lo importante es destacar aspectos de la empresa que consideras positivos.

Ej. Me consta que hacéis proyectos relacionados con la economía circular y estoy muy concienciada con el medio ambiente.

Paso 4. Por qué yo y no otra persona

Otra de esas preguntas que nos dejan noqueadas. Tu carta debe conseguir despertar el interés de la empresa, hacerles sentir que encajarás en el equipo y con su filosofía de trabajo. ¿Qué puedes aportar a la empresa? ¿Cuál es tu valor añadido?

Paso 5. ¡A escribir!

Una vez que tienes toda la información pertinente, y has abordado las preguntas críticas, llega el momento de ponerse a escribir.

La estructura básica: Inicio- Breve presentación. Desarrollo- Responde a por qué esa empresa y por qué deben elegirte a ti. Destaca tus habilidades; pon ejemplos prácticos de situaciones o iniciativas en las que hayas participado relacionadas con la actividad de la empresa. Desenlace- Remarca tus ganas de pertenecer al equipo y haz saber que estarás disponible para resolver cualquier duda o participar en una entrevista personal.


Redacción: Annabel Navarro.

¡Recuerda! También puedes seguirme en Twitter, Facebook, Youtube e Instagram

Admin bar avatar

Annabel

Técnica en Marketing Internacional. Graduada en Trabajo Social; colegiada en el CPTS de Cádiz y colaboradora en la BlogoTSfera. Autora de ficción con más de una decena de novelas publicadas. Escritora de romántica para adultos bajo seudónimo. Blogueando desde 2011.

Deja un comentario

error: Content is protected !!