253 días lejos de ti

Cada mañana se levantaba temprano para adecentar la casa y prepararse para las faenas diarias. Desde que Berto se había marchado, el trabajo en la granja se había incrementado. Era su responsabilidad alimentar a los animales, cuidar del huerto y malvender la mercancía en los pueblos de los alrededores. No eran tiempos fáciles para nadie; mucho menos para una mujer solitaria cuyo marido se había ido a la guerra.  

Los insultos, las vejaciones y, demás lindezas, habían tornado en silencios y miradas esquivas al conocerse el fin de la guerra y la victoria del bando enemigo; aquel al que su marido había decidido ofrecer su vida. “Te prometo que volveré a casa”; esas habían sido sus palabras, las últimas que había pronunciado antes de voltearse y continuar su camino.

Le había odiado durante semanas, repudiado durante meses y echado de menos los 253 días que habían pasado desde que se había marchado. En todo ese tiempo, no había recibido noticias de él; a excepción de un sobre que le entregó el cartero a finales de mayo. Ella no se atrevió a abrir la carta; temía que su contenido confirmara sus peores temores.  

Fue una tarde de mediados de julio cuando recibió una inesperada visita. Sentada en el porche, con la mirada fija en el horizonte y el corazón azarado, observaba como un hombre uniformado cruzaba la vereda que los separaba. Mientras las lágrimas cruzaban sus mejillas, Noelia sonreía. Por suerte, Berto era de esos que siempre cumplía lo que prometía.


Microrrelato para el concurso SWEEK – Palabra de la semana “Carta”

Si te ha gustado, vota por este microrrelato aquí

Otros microrrelatos de la autora

Annabel

Técnica en Marketing Internacional. Graduada en Trabajo Social; colegiada en el CPTS de Cádiz y colaboradora en la BlogoTSfera. Autora de ficción con más de una decena de novelas publicadas. Escritora de romántica para adultos bajo seudónimo. Blogueando desde 2011.

Deja un comentario

error: Content is protected !!